Casa Glebinias, rodeada de fincas y jardines, está ubicada en Chacras de Coria, pintoresco pueblo mendocino enmarcado por el Cordón del Plata y a 120 km del Aconcagua. Sus casi mil metros de altitud sobre el nivel del mar le otorgan un agradable clima, fresco por las noches y tibio durante el día, bajo un luminoso cielo. Arboladas calles con típicas acequias invitan a un paseo vespertino, y la plaza en el centro del pueblo, de gran animación, y un simpático mercado de pulgas, atraen la atención del visitante. El lugar posee una variada población que incluye artistas, artesanos, escritores y nuevos habitantes de diversas nacionalidades que han enriquecido el entorno cultural.

Chacras de Coria se encuentra a solo 30 kilómetros del aeropuerto internacional y a 15 kilómetros de la capital mendocina, activo centro universitario, económico, cultural, comercial y social, y sobre la ruta internacional a Chile. Actualmente es una plaza gastronómica reconocida y posee el encanto de estar en uno de los caminos del vino, de donde provienen, entre otros, los famosos malbec. Su situación al pie de los Andes permite al visitante, ávido de emociones, realizar todo tipo de deportes: esquí, andinismo, caminatas, rafting, cabalgatas, parapente, ciclismo, pesca y windsurf.  Para los amantes del arte, Chacras de Coria cuenta con la antigua Casa Guiñazú, hoy museo Fader, que alberga la colección más importante de este pintor mendocino y uno de los más representativos del arte argentino de principios del siglo XX.